4

La mejor técnica de seducción para la primera cita

técnica de seducción para la primera cita

Hoy les quiero compartir una técnica que los va a ayudar a incrementar la atracción que las mujeres sienten por ustedes durante sus interacciones. Es del tipo del técnicas que más me gustan porque es sumamente sencilla pero sumamente poderosa.

La memoria episódica

Para que puedan entender el poder de esta técnica primero tengo que hablarles un poco sobre la memoria episódica. Una de las cualidades fundamentales de nuestra mente es la memoria. Sin esta cualidad tan fundamental no pudiéramos operar a corto ni a largo plazo. Imagínense a una computadora que no tenga memoria RAM ni tenga capacidad de almacenamiento en su disco duro. Sería inservible.

Ahora bien, la memoria se suele dividir en varios tipos a la hora de estudiarla. Entre estos tipos de memorias existen dos que les quiero mencionar: la memoria semántica y la memoria episódica.

La memoria semántica está formada por todos los conceptos o significados que hemos aprendido y no está relacionada con lugar ni con fecha. Por ejemplo, tú sabes lo que significa el concepto de “carro”, en algún momento de tu infancia te enseñaron lo que significa esa palabra. Sin embargo no eres capaz de recordar en qué lugar específicamente estabas cuando te enseñaron ese concepto ni la fecha exacta en que lo aprendiste.

Por otro lado, la memoria episódica está formada por los recuerdos a los que sí somos capaces de asignarles lugar y fecha. Por ejemplo, puedes recordar el lugar y la fecha de algún cumpleaños que tuviste en el cual la fiesta de celebración fue muy divertida. O puedes recordar el lugar y la fecha de tu primer beso, o de la primera vez que tuviste sexo.

La diferencia entre estas dos memorias es que la episódica por lo general tiene un fuerte componente emocional; es decir, al momento de vivir cierta experiencia nos encontramos en un fuerte estado emocional (bien sea positivo o negativo) o le asignamos un gran significado a esa vivencia y por lo tanto adquiere mayor relevancia en nuestra memoria.

Si las experiencias y aprendizajes no tienen un fuerte componente emocional por lo general se semantizan, esto quiere decir que guardamos el hecho en sí como concepto pero pierde el “cuándo” (el lugar) y el “dónde” (la fecha).

Ahora bien, cuando uno aprende este concepto de memoria episódica uno suele asumir que este tipo de memoria funciona igual al de una computadora, es decir uno cree que es sumamente exacta e inmodificable. Cuando guardamos un archivo en nuestra computadora se le asigna una fecha de creación (y modificación en caso de que lo abramos de nuevo y lo cambiemos) y un lugar específico dentro de la computadora. Ese archivo va a conservar su información, su fecha y su lugar intactos a menos que los cambies.

Lo que sucede es que a diferencia de las computadoras nuestra memoria episódica es sumamente flexible y subjetiva. La forma en que almacenamos un recuerdo episódico va a depender de nuestro estado emocional y del significado que le hayamos asignado. Supongamos que de niño una chica te rechazó en el colegio cuando le dijiste para ser novios.

Supongamos que lo interpretaste como un rechazo, sentiste que no eras lo suficientemente bueno para ella, o sentiste que eras muy feo y por eso te rechazó. El dolor de su reacción te hizo almacenar ese recuerdo como algo negativo, además te hizo almacenar el lugar, la fecha y otros detalles específicos del suceso como las palabras exactas que te dijo, sus expresiones faciales al momento de decírtelo y la energía con que te lo dijo.

Ahora bien, una vez almacenado ese recuerdo van a existir muchas cosas que pueden modificarlo. El tiempo es uno de los factores que suele modificar la memoria episódica. Al pasar los años uno tiende a ir olvidando ciertas cosas sobre el suceso; por ejemplo, puede que recuerdes el lugar y la fecha pero ya no recuerdes las palabras exactas que te dijo.

Además de eso, nada más por el hecho de recodar un suceso episódico que tenemos almacenado en nuestra memoria este se modifica. Cada vez que accedemos a una memoria episódica de nuestro pasado automáticamente esta se va a modificar. Esto ocurre debido a que vamos a reinterpretar el suceso de una manera totalmente diferente cada vez que accedamos a ese recuerdo. 

Nada más el hecho de acceder al recuerdo va a ocasionar que se modifiqué, así sea en unos pocos detalles. Ahora bien, existen muchos factores que pueden ocasionar que reinterpretemos de manera drástica el significado de nuestros recuerdos episódicos, el principal factor es el estado emocional en que nos encontremos al momento de acceder al recuerdo. 

Volviendo al ejemplo anterior, supongamos que accedes al recuerdo de ese rechazo en un estado emocional muy negativo. Debido a estar en un estado muy negativo lo vas a interpretar nuevamente como un hecho trágico. Vas a interpretar a la chica como una persona malvada y vas a sentirte bastante avergonzado de ti mismo. Vas a asumir que fue un hecho desastroso que nunca hubieras querido que ocurriera, vas a desear no haber vivido esa experiencia.

Entonces, gracias al haber accedido nuevamente a ese recuerdo automáticamente se va a modificar. Debido a que accediste a él en un estado muy negativo lo vas a modificar de una forma que te genere mayor negatividad. Por ejemplo, puede que cambies las palabras que te dijo ella, puede que las modifiques y las hagas incluso más hirientes. Supongamos que lo que te dijo en aquel momento fue “no puedo ahorita”, pero esta vez al acceder al recuerdo en un estado sumamente negativo lo que recuerdas es que te dijo “no puedo porque eres demasiado feo”.

Ahora supongamos que accedes al recuerdo en un estado sumamente positivo. Nuevamente nada más por haber accedido a ese recuerdo se va a modificar. Pero esta vez se va a modificar de una manera más positiva. Por ejemplo, puede que recuerdes que las palabras que te dijo fueron “no puedo aunque me caes bien”. O puede que recuerdes que sus expresiones faciales, a pesar de estar rechazándote, demostraban interés hacia ti.

Además del estado emocional otro factor muy importante que puede modificar drásticamente tus memorias episódicas cuando accedes a ellas es tu nivel de crecimiento personal. 

Supongamos que accedes a ese recuerdo 20 años después. Debido a que eres alguien totalmente diferente vas a interpretar el recuerdo diferente. Debido a que tienes más experiencia, tienes más sabiduría y eres más consciente vas a reinterpretar el suceso de manera más acertada.

Supongamos que en esta ocasión que accediste al recuerdo interpretas que la causa verdadera por la cual te rechazó fue porque se sintió muy nerviosa en ese momento. En verdad sí le gustabas pero los nervios la llevaron a actuar de manera impulsiva. Esta vez lo interpretas de esa manera porque eres capaz de entender cosas que antes no eres capaz de ver por falta de experiencia.

Por ejemplo, esta vez te das cuenta que su actitud demostraba un claro interés hacia ti pero al mismo tiempo mucho nerviosismo, o recuerdas que durante los siguientes días ella te miraba mucho como queriendo comunicarte algo pero por falta de experiencia lo interpretaste como miedo de su parte a que te fueras a acercar de nuevo, cuando en realidad lo que quería era que se lo propusieras de nuevo para decirte que sí.

Como pueden ver las memorias episódicas son sumamente subjetivas y flexibles. Cambian constantemente al pasar el tiempo y al acceder a ellas. Es por eso que lo que llamamos “nuestro pasado” es algo sumamente subjetivo ya que está en constante cambio. Literalmente podemos cambiar nuestro pasado dependiendo de como interpretemos nuestros recuerdos.

La técnica

Habiendo explicado eso ahora si les puedo hablar de la técnica. Es sumamente sencilla. Solo tienes que hacer dos cosas:

  1. Llevar la interacción a un estado bastante divertido y positivo: este es la parte que le puede costar a algunos. Cuando somos novatos nos suele costar crear una vibra divertida y positiva dentro de la interacción porque nos solemos poner nerviosos y tensos. Lo importante de este primer paso es que ella se sienta alegre y se esté divirtiendo durante la conversación.
  2. Hacerle dos preguntas sobre eventos importantes sobre su pasado: esta es la clave de la técnica, lo que tienes que hacer es preguntarle sobre cosas importante sobre tu pasado. Por ejemplo: ¿a qué edad tuviste tu primer beso?, ¿cuál es el mejor regalo que te han hecho?, ¿cómo fue tu primera cita con un chico?, ¿cómo eras cuando estabas en el colegio?, ¿cómo te sentiste cuando terminaste con tu primer novio?, etc.

La idea de ponerla en un estado positivo y luego hacerle dos preguntas sobre eventos importantes de su pasado es lograr traer más positividad a sus recuerdos. Como dije anteriormente, lo que más influye en la modificación de nuestros recuerdos en el estado emocional desde el cual accedamos nuevamente a ellos.

Al hacerle preguntas sobre su pasado ella automáticamente los va a interpretar de una forma mucho más positiva ya que se encuentra disfrutando contigo y se encuentra alegre. Por ejemplo, supongamos que la primera cita que tuvo con un chico fue horrible y bastante incómoda. Si ella está disfrutando la conversación contigo y le preguntas “¿cómo fue la primera cita que tuviste con un chico?” ella te va empezar a decir lo horrible que fue pero de una forma chistosa y divertida.

Te va a decir cosas cómo “y de repente me dijo (tal cosa)” o “entonces empezó a hacer (tal cosa)” de manera chistosa burlándose de lo incómodo que fue y los dos se van a empezar a reir sobre su anécdota.

Entonces, el impacto que logras ocasionar a nivel inconsciente con esta técnica es bastante poderoso porque indirectamente la estás ayudando a sanar heridas del pasado o a traer aun más positividad a sus recuerdos. En otras palabras, la estás ayudando a cambiar su pasado y a construir una identidad más positiva sobre ella misma al traer positividad a sus recuerdos. Al pedirle que acceda a sus memorias episódicas desde un estado positivo la estás ayudando a reinterpretar esos sucesos de una forma más positiva.

Esta técnica no es bueno utilizarla durante los primeros minutos de la interacción, es mejor utilizarla cuando ya hayas creado atracción y cierta confianza. Por ejemplo, es bueno utilizarla durante la primera cita (bien sea una cita instantánea o una primera cita después de haberla conocido en otro lugar).

Como pueden ver la técnica es sumamente sencilla pero sumamente potente. Si lo haces bien ella se va a sentir sumamente feliz después de la cita, inconscientemente te va a asociar con emociones de mucha alegría porque no solo le hiciste pasar un rato agradable sino que la hiciste conectarse y reinterpretar su pasado de una manera más positiva, lo cual genera un mayor impacto ya que indirectamente estás ayudándola a construir una identidad más positiva de ella misma.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 784 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

4 Comments

  1. pero depende sí la chama tuvo un pésima relación de ese pasado como se hace pa eso no se dice nada y continuo conmi juego

    • Si exacto. Si ella empieza a tocar un tema de su pasado sobre cual tenga heridas muy grandes lo mejor es enfocar la conversación hacia otra cosa ya que puede entrar en un estado muy negativo.

        • La experiencia hermano. La experiencia de muchas interacciones te va a dar la capacidad de sentir e identificar con mayor precisión el estado emocional de las demás personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *