0

Aportar valor es lo que genera atracción

Hace poco estaba saliendo de una discoteca a punto de regresar a mi casa y me encuentro a un amigo. Era tarde, aproximadamente las 4 a.m. Los dos nos quedamos hablando en la entrada. Mientras hablábamos pasaban varios grupos de mujeres que salían para irse a su casa.

En un momento en que estábamos hablando él me dice “ellas me están viendo”. Yo volteo y me doy cuenta de que hay un grupo de tres mujeres cerca. Eran mujeres como de 30 años. Yo le digo a mi amigo para abordarlas pero él está un poco indeciso. Le digo “vamos” y empiezo a caminar hacia ellas. Él empieza a caminar conmigo.

Cuando estamos en frente de ellas yo les digo “hola chicas que tal”. Inmediatamente me doy cuenta de que no le prestaron atención a lo que dije. Me ven a mí pero inmediatamente dirigen su mirada hacia mi amigo que está a mi izquierda. Él empieza a hablar con una buena actitud y ellas empiezan a reírse y a reaccionar a él.

Durante lo siguientes segundos ellas empiezan a hablar con él y yo me quedo parado observando. En un momento le dicen “te estábamos mirando porque tienes un buen culo”. Mi amigo entrena y tiene buen cuerpo, además en ese momento tenía un blue jean slim fit. Las cosas fluyen bien entre ellos, la interacción se mantiene divertida, le piden a mi amigo que se voltee para ver su culo y él lo hace.

Mientras pasa todo esto, es decir mientras ellas se entretienen con él yo me quedo parado observando sin decir nada. Por un momento me sentí mal, me sentí rechazado, sentí que no me tomaron en cuenta siendo yo él que había iniciado la interacción.

Me empecé a llenar la cabeza con pensamientos negativos, sentía que tenía que hacer algo, sentía que tenía que actuar para que la interacción no fuera a dañarse por quedarme ahí parado sin hacer nada. A pesar de sentirme así no hago nada y solo me quedo observando.

De repente las cosas empiezan a cambiar. Después de unos minutos una de ellas me dice algo y a partir de ese momento empiezo a hablar con ellas. Se empiezan a interesar en mí, me empiezan a preguntar la edad y otras cosas y la interacción se mantiene divertida. De un momento a otro pasé de no existir en la interacción a ser el centro de atención.

Al final no pudimos seguir hablando porque estaban esperando a otra amiga que estaba en el estacionamiento buscando el carro para irse. Esa interacción me recordó una lección que es demasiado importante y que constantemente tengo que aprenderla de nuevo constantemente porque se me olvida con facilidad. En todo momento las personas están buscando obtener algo y eso que buscan obtener lo consideran valioso. Por eso es que el “valor” es algo muy subjetivo, depende de la perspectiva de persona.

Cuando interactuas con otras personas tienes que estar muy atento para detectar que es lo que consideran valioso. Después de detectarlo lo que tienes que hacer es ofrecerles eso que buscan, siempre y cuando no vaya en contra de tus valores ¿Por qué es importante hacer eso? Porque es la única forma de que puedas atraer a las personas a ti.

Lo que me hizo recordar esta interacción es que para ser alguien valioso y atractivo no tienes que estar todo el tiempo buscando ser el centro de atención. No hace falta que hables todo tiempo, que digas los mejores chistes todo el tiempo, que escales fisicamente lo más rápido que puedas ni cualquier cosa que uno generalmente considera como actitud “alfa”.

Lo que necesitas para ser alguien atractivo es tener la capacidad de detectar lo que los otros consideran valioso y ser capaz de ofrecerles eso que buscan. En este caso si yo hubiera intentando imponerme al principio de la interacción cuando ellas estaban pendientes de mi amigo la interacción se hubiera destruido ya que hubiera interferido con lo que ellas en ese momento consideraban valioso.

Veamos el valor que cada uno podía aportar a los otros: ellas, nada más por ser mujeres ya estaban aportando valor social. Además estaban aportando indicadores de interés hacia nosotros, específicamente hacia mi amigo. Antes de abordarlas estaban ofreciendo esos indicadores de interés. Si fuéramos gays eso no hubiera significado mucho para nosotros, pero en este caso nos aportaba valor porque nos gustan las mujeres y estábamos en busca de conocer chicas.

El valor que aportaba mi amigo en ese momento antes de conocernos fue tener un buen cuerpo. Gracias a entrenar y a vestirse con blue jeans apretados se convierte en una buena fuente de estimulo visual para algunas mujeres. En este caso ellas consideraron su culo como un estimulo visual valioso y por eso estaban interesadas.

El valor que aporté yo fue tener la capacidad de actuar y de unir los dos grupos. Mi amigo estaba indeciso en ese momento y no podía aportar eso. Ellas tampoco iban a hacerlo por ser mujeres (aunque se han visto casos). Entonces mi aporte fue unirlos ya que obviamente todos buscaban eso pero no había nadie capaz de hacerlo en ese momento.

Después de empezar a conversar ellas consideraron valioso hablar con mi amigo y no conmigo porque él tenía un buen culo y pantalones slim fit, es decir era la fuente de estímulo y de entretenimiento en ese momento. Pero luego de entretenerse un rato con él ya sintieron que habían satisfecho un poco esa necesidad de entretenimiento y por eso tu atención se empezó a dirigir hacia otras cosas. En ese momento fue cuando empezaron a hablar conmigo.

El problema de muchos es que consideran que la única forma de aportar valor es siendo carismáticos y chistosos o escalando fisicamente todo el tiempo. Hay veces que la mejor forma de aportar es sencillamente quedarte callado y observando, o que dejes a la persona hablar mientras la escuchas, o que digas un comentario que rompa la tensión. No todo el tiempo tienes que andar escalando agresivamente ni siendo un comediante.

En una interacción cada quien juega un papel clave dentro de ella ya que cada persona puede aportar un tipo de valor que los demás no pueden. La clave para ser alguien atractivo, la clave para ser el más alfa es siempre estar atento a los que los demás buscan y ser la persona que más aporta. Al convertirte en la persona que más aporta ni siquiera tienes que preocuparte de si vas a obtener lo que buscas porque los demás te van a percibir como alguien atractivo gracias a darles lo que buscaban y van buscar satisfacer tus deseos.

Adoptar esa mentalidad es difícil y supone un cambio total de perspectiva ya que la mayoría de hombres lo que buscan es utilizar a las mujeres para tomar valor de ellas; y no solo los hombres, en general ella mentalidad con la que viven la mayoría de personas es “solo te voy a aportar algo cuando primero tú me ofrezcas algo”. Es por eso que nunca terminan consiguiendo lo que buscan porque con esa actitud nunca van a conseguir nada verdaderamente valioso.

La idea de explicarles en microdetalle todo eso que ocurrió en breves minutos es para que puedan ver con mejor claridad las micro transacciones de valor que ocurren en un interacción, ya que son cosas “invisibles” que son difíciles de ver. Esto son cosas que no hacen falta entenderlas a nivel lógico, yo he desarrollado la capacidad de verlas porque esto es lo que me apasiona y lo he estudiado a fondo.

Para detectar estas cosas necesitas estar en contacto con tu corazón, necesitas empezar a sentir más y a pensar menos cuando hablas con las mujeres. Cuando te conectas más con tu corazón y con tu cuerpo vas a detectar a nivel intuitivo lo que ellas valoran. Sencillamente lo vas a sentir, a pesar de que no lo entiendas a nivel lógico, vas a saber como actuar de forma atractiva para ellas.

¿Cómo logras conectarte con tu corazón? Existen miles de caminos pero principalmente te recomiendo dos cosas. Primero, sal lo más que puedas a conocer mujeres y a interactuar con otras personas, mientras más experiencia tengas más perceptivo te vuelves. Segundo, elimina personas negativas de tu vida, todo el drama y el conflicto que tengas con personas muy negativas evita que le dediques atención a lo que verdaderamente importa. Esas discusiones con personas negativas son batallas de mentales de ego que ocasionan que te metas más en tu cabeza y te alejan de tu corazón. Estas dos cosas te van a ayudar a salir de tu mente y a conectarte más con tu cuerpo.

Recuerda dejarme tu opinión aquí abajo en los comentarios.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 86 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *