0

El proceso de seducción no es perfecto; es infantil y caótico: la clave para tener buenos resultados con las mujeres

el proceso de seducción no es perfecto

La mayoría de hombres comenten un grave error que destruye su éxito con las mujeres y no les deja obtener los resultados que buscan. El problema es que perciben el proceso de seducción de manera equivocada y por lo tanto se comportan de una forma muy poco atractiva para las mujeres. En este artículo les voy a explicar como corregir ese error.

La manera equivocada de ver el proceso de seducción

Es muy difícil que tus interacciones fluyan de forma espontánea y genuina si tienes creencias equivocadas sobre como funciona el proceso de seducción. Es importante que tengas una visión correcta de cómo es una interacción en la cual existe atracción de parte de los dos, de la mujer hacia el hombre y del hombre hacia la mujer.

Tener una visión errada de como funciona el proceso de seducción es como ir a una carrera de Formula 1 con un mapa equivocado de la pista en la cual vamos a competir. Tener un mapa equivocado nos va a confundir y nos va a llevar a tomar malas decisiones.

Casi todos los hombres cometemos el error de interpretar el proceso se seducción como algo “perfecto”. Asumimos que si el proceso de seducción no sale de forma “perfecta” entonces no sirve. Es decir, asumimos que si nos acercamos a conocer a una mujer que nos gusta entonces nos tenemos que comportar como un gánster de clase alta.

Creemos que la interacción perfecta es en la que aparentamos ser duros, varoniles, serios, elegantes, sin sonreír mucho, hablando de forma calmada, con voz grave, con una mirada levemente amenazante y con una forma de comportarnos que intimide a los demás. Creemos que cometer errores durante la interacción está mal. 

Sobretodo creemos que para que las cosas salgan bien no debemos ser muy chistosos, ni tampoco debemos ser muy infantiles. Tratamos de ser lo más serio y calmados posible. Creemos que siempre debemos mantener la compostura y nunca debemos vernos ridículos.

Esta forma de percibir el proceso de seducción es lo que ocasiona que los hombres no tengan los resultados que buscan con las mujeres. Es un grave error que hay que corregir porque de lo contrario te puede robar muchas oportunidades y experiencias con las mujeres.

¿Por qué actuar como un gánster de clase alta no funciona?

Si esta forma de actuar es tan inefectiva con las mujeres entonces ¿por qué casi todos los hombres sin experiencia intentan comportarse así? La respuesta es porque es una buena fantasía que los ayuda a autoengañarse y los ayuda a no esforzarse a salir de su zona de comodidad.

Para ser atractivo para las mujeres uno tiene que ser una buena fuente de estimulación sexual y emocional. Para lograr esto uno tiene que ser desinhibido, expresivo, amigable, chistoso y expresivo. Ahora bien, comportarse de esa forma es difícil porque requiere invertir energía y requiere enfrentar muchos miedos, como el miedo al rechazo, el miedo a quedar ridículos, etc.

Esto quiere decir que cuando nos comportamos de forma inhibida, seria, poco expresiva, intimidante y poco amigable estamos siendo poco atractivo para las mujeres. El problema de actuar así es que no les transmitimos ningún tipo de emoción positiva. Si no les transmitimos nada a nivel emocional y sexual entonces ella instintivamente no se va a sentir atraída.

Es decir que cuando nos intentamos comportar como un gánster de clase alta estamos siendo muy poco atractivo para las mujeres. Esa forma de actuar no despierta nada en ellas a nivel sexual y emocional. Más bien es una actitud que las lleva a alejarse porque sienten desconfianza y aburrimiento.

Ahora bien, la mayoría de hombres con poca experiencia intentan comportarse así por dos razones:

  1. Les permite mantener su fantasía de “hombre fuerte”: cuando tenemos poca experiencia con las chicas y cuando tenemos poca autoestima nuestro ego crea una autoimagen de “hombre duro” para evitar enfrentar el dolor de ser así. Es una forma de evitar la incomodidad y la responsabilidad de aceptar que somos débiles y que tenemos que enfrentar nuestros miedos para crecer.
  2. Es una excelente excusa para mantenerse en su zona de comodidad: actuar como un gánster de clase alta no requiere invertir mucha energía. Solo necesitas poner cara de molesto, alzar un poco la cabeza para verte más amenazante, actuar de forma calmada y solo responder “sí” o “no” cuando los demás te hablen. Es decir, a nivel social es muy fácil actuar así porque no requiere invertir mucha energía. En cambio ser divertido y amigable requiere mucha más inversión emocional y requiere más valentía. Debido a que crecer suele ser algo incomodo entonces la mayoría prefieren mantener la ilusión de que actuar como gánster es más atractivo para las mujeres para no tener que empezar a salir de su zona de comodidad y empezar a ser más amigable, más divertidos y más infantiles.

La forma correcta de ver el proceso de seducción

Entonces, interpretar el proceso de seducción de como algo que tiene que salir “perfecto” nos lleva comportarnos como un gánster de clase alta, lo cual es muy poco atractivo para las mujeres. Ahora bien, ¿cómo hacemos entonces para interpretar el proceso de seducción de una forma que nos permita ser más divertidos y amigables?

La respuesta es interpretarlo como algo infantil, caótico y desastroso. La mejor forma de hacer esto es asumir que son unos niños que todavía están en el colegio. Cuando uno era niño y estaba en el colegio la forma de atraer a una chica era molestándola. Uno le lanzaba pelotas de papel en el salón, uno se burlaba de ella y buscaba llamar su atención siempre de forma infantil.

Entonces, si asumes esa misma mentalidad cuando busques seducir a las mujeres que te gustan le vas a despertar mucha atracción. Asumir el proceso de seducción como algo infantil, desastroso y caótico te va a permitir actuar de forma más atractiva ya que vas a empezar a comportarte de una forma que genere más emociones positivas en ella.

Cuando te burlas de ella, cuando le dices chistes ridículos, cuando haces cosas infantiles como morderle el brazo entonces empiezas a estimularla sexual y emocionalmente lo cual hace que ella se empiece a sentir atraída.

Lo más importante de asumir esta forma de pensar es que te va a permitir actuar de forma más relajada porque no vas a tener miedo de cometer errores. Cuando buscamos que todo salga perfecto nos podemos una carga emocional muy fuerte encima y terminamos sobreesforzándonos lo que nos lleva a actuar muy torpes.

En cambio cuando actúas de forma infantil y divertida no vas a tener miedo de cometer errores porque vas a comportarte de una forma relajada y no vas a gastar energía intentando que todo salga bien ni tratando de evitar los errores.

Interpretar el proceso de seducción como algo infantil caótico y desastroso te va a permitir ser desinhibido, expresivo, amigable, chistoso y expresivo.

Al principio cuando empieces a actuar así te puedes sentir algo incomodo ya que estás expandiendo tu zona de comodidad y estás enfrentando muchos miedos. Pero con el tiempo se vuelve algo natural.

Entonces, cuando salgas a conocer mujeres evita el grave error de interpretar el proceso de seducción como algo “perfecto”. Interprétalo como algo infantil para que puedas comportarte de una forma mucho más atractiva para las mujeres.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 241 times, 2 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *