2

¿Cómo interpretar las reacciones de los demás a tu favor?

Les voy a explicar como aprovechar e interpretar las reacciones que recibas por parte de los demás para crecer internamente.

Hace poco publiqué un artículo en el que expliqué las dos fases del crecimiento: fortalecer el ego y dejar ir. El artículo de hoy es la segunda parte de esa publicación. Les voy a explicar como aprovechar e interpretar las reacciones que recibas por parte de los demás para crecer internamente.

Los dos tipos de reacciones que puedes recibir

Solo existen dos posibles reacciones que puedes recibir por parte de los demás: reacciones positivas o reacciones negativas. Durante una interacción con una mujer puedes recibir infinitas reacciones de parte de ella. Los humanos somos seres impredecibles a nivel social, el rango de reacciones que puedes recibir de ella durante la interacción es infinito.

Sin embargo, ese rango de infinitas reacciones que puedes recibir se puede simplificar en dos tipos: reacciones positivas y reacciones negativas. Ahora bien, es importante saber qué es lo que diferencia a estos dos tipos de reacciones. Es decir, es importante saber identificar a nivel social qué es una reacción positiva y qué es una reacción negativa.

A pesar de que pueda parecer algo obvio y fácil de distinguir, esto es una habilidad de nivel intermedio que lleva tiempo desarrollar. El problema de muchos hombres que no saben distinguir entre estos dos tipos de reacciones. Esto es una habilidad social que es clave para tener éxito con las mujeres.

Lo más importante a entender es la intención detrás de la cual surgen cada tipo de reacción. Veamos la diferencia:

  • Reacciones positivas: surgen de una intención de “conectarse”. Es decir, ella está abierta a conectar contigo; está dispuesta a invertir atención, energía y tiempo en ti. Obviamente al principio de la interacción la cantidad de inversión que va a querer hacer es mínima pero a medida que la interacción avanza su disposición a invertir incrementa. La mejor forma de lograr que los demás quieran conectar con uno es hacerlos sentir seguros. Las personas se cierran cuando sienten que tu presencia es amenazante para el estado emocional que tengan en ese momento. Es mucho más probable recibir reacciones positivas de los demás cuando uno actúa amigable de forma genuina ya que no te perciben como una amenaza.
  • Reacciones negativas: surgen de una intención de “desconectarse”. Es decir, ella está cerrada a tu presencia, no está dispuesta a invertir atención, energía ni tiempo en ti. Esto no significa que no quiera interactuar contigo. A pesar de estar cerrada a ti ella puede seguir conversando contigo por otros motivos. Por ejemplo: quiere que lo compres un trago, quiere que los hombres que tiene al rededor la vean hablando con otro hombre para que no la aborden ya que esa noche salió sola, quiere obtener un poco de validación de ti sentirse bien, etc.

Saber detectar la intención detrás de la reacción es lo más importante para distinguir si es positiva o negativa. Es decir, tenemos que aprender a detectar cuando las reacciones vienen de una intención de “conectar” y cuando vienen de una intención de “desconectar”.

La intención es lo más importante, si no detectas con precisión la intención de sus reacciones entonces vas a mal interpretar sus acciones. Esto es lo que le ocurre a muchos hombres. El error más común es que interpreten reacciones positivas que están recibiendo de la chica como negativas.

Por ejemplo, están conversando con una mujer pero la chica casi ni habla, se queda callada y dice muy pocas cosas. Así que asumen que es una reacción negativa y abandonan la interacción cuando en realidad la chica estaba interesada en conectar con ellos solo que era tímida. Su silencio no era una reacción negativa sino que sencillamente es tímida o ese día estaba muy cansada. Por falta de experiencia no detectaron la diferencia.

Por otro lado puede ocurrir lo contrario. Supongamos que estás hablando con una chica y ella es la que está hablando más. Prácticamente tu no estás hablando, ella es la que te está hablando sin parar. En ese caso uno puede interpretarlo como una reacción positiva cuando en realidad solo lo está haciendo para matar el tiempo mientras espera a que lleguen sus amigos. Es decir, a pesar de que está hablando contigo en el fondo está desconectada, no tiene ninguna intención en conectar contigo.

Es importante que les comente esto para expandir su percepción de lo que consideran una reacción negativa o positiva. La mayoría de personas tienen una percepción muy limitada con respecto a las reacciones que reciben de los demás. La clave para detectar la diferencia es identificar si sus reacciones vienen de una intención de conectarse o desconectarse.

Ningún tipo de reacción es mala

Además de saber distinguir con precisión las reacciones positivas de las negativas es importante aprender a interpretarlas de la manera correcta. Casi todo el mundo interpreta de manera equivocada las reacciones que recibe de los demás. El principal error es que asumen que las reacciones positivas son “buenas” y las reacciones negativas son “malas”.

Debido esto se vuelven muy débiles a nivel emocional y a nivel social. Se vuelven muy dependientes y muy reactivos. Esto ocurre porque su estado emocional fluctúa demasiado, cuando están hablando con otras personas y reciben reacciones positivas entonces se sienten felices, pero cuando reciben reacciones negativas entonces se sienten muy mal.

Cuando nuestro estado interno fluctúa muy fácil y muy rápido debido a las reacciones de los demás es porque estamos mal interpretando sus reacciones. Como dije antes, el principal error de interpretación que casi todo el mundo comete es que asumen las reacciones negativas como “malas”.

La solución está en cambiar esa creencia y empezar a interpretar las reacciones de los demás de una forma más acertada. Tenemos que aceptar que las reacciones positivas y negativas son “buenas”. Las dos son igual de importantes para nuestro crecimiento.

Cuando fallamos en reconocer esto entonces sufrimos mucho porque permitimos que las reacciones de los demás nos afecten, sobretodo las negativas.

Cada tipo de reacción potencia una parte diferente de tu crecimiento 

El cambio de perspectiva que tenemos que realizar es empezar a interpretar cada reacción como un gran beneficio y una gran ayuda por parte de los demás para nuestro crecimiento.

Cada tipo de reacción por parte de los demás nos ayuda a crecer. Tenemos que educarnos y hacernos conscientes de cual es el beneficio de las reacciones positivas y negativas porque sino vamos a mal interpretarlas y vamos a sufrir mucho.

Cada tipo de reacción nos ayuda a crecer. En el artículo que les mencioné al principio había explicado que existen dos fases de nuestro crecimiento. La fase en la que fortalecemos el ego y la fase en la que “dejamos ir”.

Todas las reacciones de los demás nos ayudan a crecer en una de estas dos fases. Las reacciones positivas nos ayudan a fortalecer nuestro ego. Las reacciones negativas nos ayudan a dejar ir. 

Es demasiado importante entender que las reacciones negativas también son buenas para ti, te ayudan a crecer, son demasiado valiosas. Ahora bien, la mejor forma de interpretar cada tipo de reacción es la siguiente:

Reacciones positivas > Fortalecer el ego:

Cuando recibas reacciones positivas de los demás tienes que aceptarlas con orgullo. Tienes que aceptar que te las ganaste y que eres lo suficientemente valioso para recibir un trato positivo por parte de los demás.

Por ejemplo, cuando abordes a una mujer y tengas una interacción espectacular con ella entonces tienes que sentirte demasiado valioso por haber logrado eso, tienes que decirte cosas como “soy el mejor del mundo con las mujeres” o “soy demasiado carismático, las mujeres no se resisten a mí”.

Cuando recibas reacciones positivas es el momento de recordarte lo grande, lo importante y lo valioso que eres.

Reacciones negativas > Dejar ir:

Cuando recibas reacciones negativas de los demás tienes que aceptarlas con humildad. Tienes que aceptar que por más valioso que seas no le vas a caer bien a todo el mundo. Tienes que aceptar que nadie te debe nada, nadie te debe una respuesta positiva.

Cuando recibas reacciones negativas es el momento de recordarte que no eres tu ego (tu mente), es decir que no eres tus creencias, ni tus habilidades, ni tu conocimiento. Esos son solo recursos con los que cuentas pero no son tu identidad. Tu identidad va mucho más allá que eso.

También es el momento de recordar que te tienes que tomar con sentido del humor y no tomarte tan enserio a ti mismo. Es el momento de recordarte que tienes que burlarte de ti mismo. Por ejemplo, si una mujer te rechaza entonces te dices a ti mismo “obvio, a nadie le gusta un enanito como yo jajaja”. Es momento de ser humilde.

Para crecer hay que saber aceptar e interpretar de la manera correcta cada reacción

Ahora bien, la gente suele estancarse en su crecimiento porque no saben aceptar e interpretar las reacciones de las demás de esta forma que les acabo de explicar. La mayoría cae en uno de estos tres errores:

1) Mal interpretan las reacciones positivas y las negativas: hacen lo contrario de lo que les acabo de explicar. Intentan fortalecer su ego cuando reciben reacciones negativas. Por ejemplo, una mujer los rechaza cuando intentan abordarla y se dicen a sí mismos “que le pasa a esa tipa, quién se cree para rechazarme, ni siquiera estaba tan buena, soy demasiado para ella”.

También intentan dejar ir cuando reciben reacciones positivas. Por ejemplo, si una mujer les dice “eres demasiado atractivo” entonces le responden (o se lo dicen a sí mismos pero no se lo revelan a ella) “soy normal, tampoco es que soy la gran cosa”.

2) Mal interpretan las reacciones negativas: saben aceptar las reacciones positivas de los demás, saben fortalecer su ego cuando los demás los tratan bien. Sin embargo no saben dejar ir cuando reciben reacciones negativas, se las toman muy enserio y los afecta mucho. Le dan demasiada importancia a las reacciones negativas de los demás.

Este tipo de personas caen en una gran trampa porque empiezan a inflar mucho su ego. Debido a que tienen un ego muy inflado y no son humildes entonces se vuelve dependientes y se vuelven adictos a las reacciones positivas de los demás. Se vuelven demasiado sentimentales y reactivos. Cuando no los tratan como esperan entonces se molestan y actúan de manera infantil.

3) Mal interpretan las reacciones positivas: saben aceptar las reacciones negativas de los demás, saben ser humildes cuando los demás los rechazan o no los tratan como ellos esperaban, saben dejar ir. Sin embargo no saben fortalecer su ego cuando reciben reacciones positivas de los demás, no saben aceptar los buenos tratos de los demás. No se dan crédito por sus logros y sus victorias.

Este tipo de personas también caen en una trampa muy difícil porque confunden lo que es ser humilde. Creen que para serlo nunca deben darse crédito y nunca deben honrarse a sí mismos, por lo tanto nunca fortalecen su ego de la manera correcta. Actuar así nunca les permite construir una buena autoestima. Siempre se creen menos de lo que en verdad son.

Cada uno de estos errores estanca el crecimiento de la persona. Es muy importante saber aceptar e interpretar las reacciones de los demás de la manera correcta para seguir creciendo y progresando.

Lo más importante es entender que cada reacción que recibimos es una oportunidad que podemos utilizar a nuestro favor. Cada reacción de los demás, bien sea positiva o negativa, es una oportunidad de crecer. Las reacciones positivas son oportunidades para fortalecer nuestro ego. Las reacciones negativas son oportunidades para desapegarnos de nuestro ego y tomarnos con más sentido del humor.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 239 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

2 Comments

  1. Buen dia francisco.

    acabo de leer tu articulo, por cierto muy bueno te felicito, bueno quisiera preguntarte algo, en estos momentos estoy conversando con una mujer que para mi es hermosa, es sencilla elegante alegre, en fin. pero hay un problema la chica mantiente muy ocupada, se que muchas veces es por la universidad y las clases al igual que yo, otras siento que no quiere salir conmigo; pero sin embargo habla conmigo se comporta de una forma espectacular, es como si le interesara pero quiere hacerse la difícil, segun mi concepto esas mujeres son las que valen la pena y al final de cada lucha llega su recompensa, mi pregunta es ¿es una relación positiva?, que consejo me das para esta situación.

    Gracias por la ayuda.

    • Hola Brayan.

      Gracias por tu comentario. En ese caso lo que tienes que hacer es tener paciencia y seguir insistiendo. Invítala a salir, si dice que no puede entonces mantén contacto normal con ella y espera unos cuantos días e invítala a salir de nuevo. Si dice que no puede 4 o 5 veces seguidas entonces sé directo y pregúntale por qué es tan evasiva a la hora de salir contigo.

      Pueden haber muchas razones por las cuales todavía no ha querido salir contigo. Así que si te dice que no puede varias veces pregúntale directamente qué es lo que la detiene. Si no te da una respuesta sincera y se sigue comportando evasiva entonces es mejor que sigas adelante y busques conocer a otras mujeres. Recuerda estar conociendo nuevas mujeres constantemente para incrementar tus opciones y siempre tener varias mujeres a las cuales puedas invitar a salir.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *