0

Para tener sexo con las mujeres que te gustan tienes que ignorar tus pensamientos

Entre las excusas más comunes que nos ponemos para no ir por las mujeres que nos gustan están:

  • Es de mayor clase social que yo.
  • Está demasiado buena, está fuera de mi “liga”.
  • Es muy vieja para mí.
  • Es muy joven para mí.
  • No me gusta tanto.
  • Su personalidad no me gusta mucho.
  • Seguro tiene novio.
  • El tipo con el que está seguramente es su novio.
  • No tengo carro.
  • No gano mucho dinero.

En ocasiones es cierto que algunas de las razones anteriores pueden ser verdad cuando vas abordar a una mujer. El problema es que la mayoría de las veces, digamos que el noventa por ciento, solo son excusas para no tomar acción ¿Cómo podemos identificar cuando nos estamos poniendo una excusa y cuando es una razón válida para no actuar?

La respuesta en sencilla, si tienes poca experiencia o incluso si te consideras alguien de nivel intermedio, siempre asume que es una excusa. Esto quiere decir que cada vez que tengas la oportunidad de abordar a una mujer que te llame la atención, así sea solo un poco, entonces interpretes cualquier pensamiento que te limite a actuar como una mentira.

Asume que cualquier cualquier pensamiento limitante que surja dentro de ti es una mentira creada por tu mente. Adopta esta mentalidad al menos durante cuatro a cinco años. ¿Por qué es necesario asumir esta forma de pensar tan radical? Porque de lo contrario va a ser muy difícil que progreses, lo que va a pasar es que vas a progresar muy lento o vas a tener etapas de avances y luego retrocesos.

En situaciones de estrés emocional como cuando vas a abordar a una mujer desconocida, se pone a prueba tu carácter, es decir tus patrones de pensamientos inconscientes se manifiestan. Todas las creencias limitantes que tengas se van a notar con mayor claridad en esos momentos. Debido al estrés la parte inconsciente de ti va a querer asumir control de tus decisiones, sino no te mantienes consciente entonces terminas entrando en piloto automático.

Esto quiere decir que tu voluntad y tu capacidad de tomar decisiones va a disminuir y te vas a comportar en base a tus patrones de pensamientos inconscientes. Si eres alguien que no tiene mucha experiencia y has tenido poco éxito social y con las mujeres, entonces esos patrones inconscientes de pensamiento van a ser muy negativos y limitantes.

Lo mismo sucede si eres alguien intermedio, a pesar de que muchos de esos patrones los hayas cambiado por unos más positivos gracias a la experiencia y éxito que has tenido, aun quedan viejas creencias negativas que todavía te pueden limitar. Estar consciente de esto es importante para poder asumir con total compromiso la actitud de interpretar cualquier excusa como una mentira a la hora de ir tras las mujeres que nos gustan.

Si entendemos que los pensamientos limitantes que nos surgen cuando queremos ir por una mujer que nos gusta no son nuestros, entonces vamos a ser capaces de superar estas limitaciones. En cambio si no prestamos atención en esos momentos y asumimos que esos pensamientos limitantes son nuestros entonces le vamos a hacer caso a las excusas y nunca vamos a tomar acción.

La verdad es que esos pensamientos limitantes que nos surgen cuando estamos a punto de abordar a una mujer no son nuestros, son las limitaciones que hemos heredado de la sociedad. Cuando le prestas atención a esos pensamientos negativos lo que en verdad sucede es que estás asumiendo los pensamientos limitantes de la sociedad, no son tuyos.

Por eso es que es necesario que te comprometas a no prestarle atención cuando surjan dentro de ti, de lo contrario no vas a poder ir más allá de las limitaciones actuales de los demás y de la sociedad, para ir más allá tienes que prestarle atención a tus propios pensamientos.

Es difícil asumir esta mentalidad porque en situaciones de estrés emocional tu inconsciente va a hacer todo lo posible para que le dejes de prestar atención a tus propios pensamientos y asumas los de la sociedad. Pero si recuerdas tu compromiso de asumir que todas las excusas son mentira y no te dejas engañar, entonces vas a ser capaz de ignorar esas limitaciones y vas a poder actuar.

Solo después de asumir está mentalidad durante al menos cuatro a cinco años es que vas a tener la capacidad de distinguir entre una verdadera razón para no actuar y una excusa. La experiencia adquirida y los nuevos patrones inconscientes de pensamientos positivos que has construido te van a permitir diferenciar con precisión cuando te estás poniendo excusas para no actuar (es decir cuando estás abandonando tus pensamientos y asumiendo los de la sociedad) y cuando es una razón válida.

Dicho de otro modo vas a estar más en contacto con tu corazón y con tu cuerpo. Ahora cuando te digas a ti mismo “no voy a ir por esa mujer porque no me gusta” o “no hay mucha química entre nosotros voy a buscar a otra” van a ser verdaderas razones y no excusas que inventaste. Pero hasta que no hayas pasado por esos años de “limpieza” y reestructuración mental entonces la desconexión con tus verdaderos intereses va a ser muy grande y por eso es que tienes que ignorar tus excusas.

Al asumir esta mentalidad te vas a dar cuenta que en algunos casos tenías razón. Por ejemplo, supongamos que abordaste a una mujer y después de hablar durante algunos minutos te dices a ti mismo “no me gusta su personalidad, voy a buscar a otra” pero justo en ese momento recuerdas tu compromiso de no prestarle atención a tus excusas y sigues adelante. Te mantienes con ella y haces todo lo posible por avanzar en la interacción.

Al final tus esfuerzos no valieron la pena porque ella se termina yendo por desinterés. En ese caso tenías razón, su personalidad no combinaba con la tuya y por eso es que la interacción no llegó a nada. Precisamente este tipo de experiencias son las que van a ir afinando tu intuición y te van a ir reconectando con tus verdaderos pensamientos.

Sin embargo este tipo de situaciones van a ocurrir muy pocas veces, lo que va a ocurrir la mayor parte de las veces es que te vas a dar cuenta de que sencillamente eran excusas para no avanzar. Por ejemplo vas a terminar teniendo sexo, besándote o teniendo alguna excelente experiencia con mujeres con las cuales al principio dijiste “no me gusta” o “está fuera de mi liga”.

Si mantienes esta mentalidad de ignorar tus excusas y siempre asumir que son mentiras vas a asegurarte de que siempre vas a estar tomando acción, lo cual siempre te va a llevar a obtener nuevas experiencias y así te vas a mantener progresando.

Recuerda dejarme tu opinión aquí abajo en los comentarios.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 433 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *