0

El lado oscuro de la seducción: como evitar que el progreso con las mujeres te traiga más infelicidad

Hoy les quiero hablar sobre un tema bastante importante. Les quiero enseñar a no caer en el lado oscuro de la seducción al intentar mejorar con las mujeres

Hoy les quiero hablar sobre un tema bastante importante para todos los que estamos en este camino de mejorar nuestras habilidades con las mujeres. Es un artículo que escribo especialmente dirigido a los que apenas están dando sus primeros pasos y para los que ya tengan bastante experiencia con las mujeres pero aun así se siguen sintiendo muy infelices.

Quiero hablarles de lo que llamo “el lado oscuro de la seducción”. Con esto me refiero a cuando nuestro progreso a nivel social y con las mujeres nos trae más sufrimiento e infelicidad en vez de aportarnos esa sensación de confianza y felicidad que buscamos conseguir.

Lo que todos buscamos al mejorar con las mujeres

Casi todos los que buscamos mejorar de forma consciente nuestras habilidades con las mujeres buscamos una cosa en específico. Al principio nuestro principal motivo es el sexo. Nos motiva la necesidad de tener la mayor cantidad de sexo que podamos con las mujeres.

Pero en el fondo todos tenemos una motivación más profunda que es difícil de detectar durante nuestros primeros años de progreso con las mujeres. Más allá de buscar tener la mayor cantidad de sexo que podamos con la mayor cantidad de mujeres, en el fondo nuestra mayor motivación es sentirnos seguros de nosotros mismos y sentirnos felices.

Es decir, buscamos confianza y felicidad. A nivel superficial lo que nos motiva a mejorar con las mujeres es el sexo, pero a nivel profundo lo que nos motiva es llegar a un punto en el que nos sintamos confiados y felices. Más allá del sexo, lo que motiva a casi todos los que buscamos progreso con las mujeres son esas dos cosas: confianza y felicidad.

Nuestro mayor sueño con las mujeres

Entonces, casi todos nos embarcamos en este camino soñando obtener esas tres cosas: sexo, confianza y felicidad. Asumimos que cuando empecemos a obtener las experiencias y los resultados que buscamos con las mujeres entonces vamos a obtener esas tres cosas.

Asumimos que cuando empecemos a tener bastante sexo con muchas mujeres y cuando tengamos una o varias novias entonces nos vamos a sentir confiados y felices. Ese es el gran sueño de casi todos los que nos embarcamos en este camino de progreso con las mujeres.

Ahora bien, el problema es que incrementar tus habilidades con las mujeres si te va a dar la capacidad de tener más sexo pero no va a incrementar tu confianza ni tu felicidad. Volverte más hábil a nivel social te va a permitir conseguir todas tus metas con las mujeres. Vas a poder conseguir la cantidad de sexo que deseas, vas a conseguir el tipo de mujeres que deseas y vas a obtener las novias que buscas. Pero todos esos resultados no te van a traer confianza ni felicidad.

Sé que esto es algo difícil de aceptar, sobretodo si estás empezando. Si en este momento estás dando tus primeros pasos y no crees en esto que te acabo de decir entonces no te culpo ya que yo no lo creía. Para ser totalmente sincero una parte de mí todavía no lo cree, una parte de mí sigue buscando mejorar con las mujeres para sentirse confiado y para ser feliz.

Así que si no lo crees lo que te recomiendo es que ignores lo que te acabo de decir y salgas con todo a obtener los resultados que buscas y compruebes por ti mismo si es verdad o es mentira.

Mejorar con las mujeres si te va a dar la capacidad de obtener todo el sexo que quieras. Incluso tus resultados te van a hacer sentirte confiado y feliz a corto plazo. Por ejemplo, durante una noche en la que conquistes a una mujer que esté buenísima te vas a sentir muy confiado y muy feliz. Al día siguiente después de haber tenido sexo con ella te vas a seguir sintiendo muy confiado y muy feliz.

Pero después de unos días esa sensación va a desaparecer y vas a volver a sentir una especie de vacío, como si te faltara algo. Esa sensación de confianza y felicidad que obtuviste al haber tenido sexo con ella va a empezar a disminuir hasta que vuelvas a tu estado natural.

A largo plazo los resultados con las mujeres no te van a aportar la confianza y la felicidad que buscas. Como dije antes, sé que esto es muy chocante de escuchar para los que estén empezando porque va a en contra de ese sueño inicial que todos tenemos de encontrar confianza y felicidad en nuestros resultados con las mujeres. Es normal que cuando alguien nos dice algo que va en contra de nuestros sueños nos cerremos.

Pero lo menciono porque es importante saberlo, sobretodo desde el principio para no caer en el “lado oscuro” del cual les voy a hablar a más adelante.

Las dos etapas del crecimiento: fortalecer el ego y dejar ir

Para poder explicarles a lo que me refiero con caer en “el lado oscuro de la seducción” primero les tengo que hablar sobre algo muy importante. Esta idea es uno de los mayores descubrimientos que he hecho en estos años de progreso. Es sumamente valiosa porque te ofrece mucha perspectiva para crecer de una forma sana y no perderte en el camino.

El proceso de crecimiento personal tiene dos etapas:

Fortalecer el ego

Antes de hablarles de esta etapa quiero aclarar lo que es el ego. El ego es tu mente. Gracias a tener una mente te puedes identificar a ti mismo como un ente propio y separado de los demás. Gracias a tener una mente puedes decir “este soy yo, estos son mis pensamientos, mis emociones y mis acciones”.

Ahora bien, el ego no es malo. Dentro del crecimiento personal se suele hablar del ego como algo maligno y desastroso. La verdad es que no es malo, es sumamente necesario para evolucionar como personas. Sin el ego, es decir sin la mente, no podríamos crecer personalmente. El problema es cuando nos apegamos al ego, y de eso vamos a hablar más adelante.

Entonces, esta etapa del crecimiento consiste en fortalecer tu ego (tu mente). Cuando me refiero a “fortalecer” me refiero a progreso y crecimiento. Existe muchas formas de fortalecer el ego pero las principales son:

  • Adquirimos nuevos conocimientos
  • Adquirimos nuevas experiencias
  • Adquirimos nuevas habilidades
  • Enfrentamos retos emocionales

Cuando adquirimos nuevos conocimientos, experiencia, habilidades o enfrentamos retos emocionales le estamos aportando el estímulo necesario a nuestra mente para que crezca. Este tipo de estímulos nos fortalece, nos hace crecer mentalmente. Es como si nuestra mente fuera una computadora y la estuviéramos actualizando a una nueva versión cuando le aportamos estos estímulos.

En la seducción fortalecemos el ego cuando nos educamos sobre el tema, por ejemplo: leemos un artículo, vemos un video, compramos un libro o compramos un curso. También cuando adquirimos nuevas experiencias con las chicas, por ejemplo: logramos tener sexo con una mujer que nos gusta la misma noche.

Pero sobretodo nuestro ego se fortalece cuando mejoramos nuestras habilidades y enfrentamos retos emocionales. Por eso es que es muy importante salir constantemente ya que es la única forma de mejorar las habilidades. Salir de vez en cuando te puede aportar nuevas experiencias pero no va a mejorar mucho tus habilidades. En cambio cuando sales constantemente tus habilidades mejoran mucho y adquieres mucha fortaleza emocional gracias a estar enfrentando frecuentemente todos los grandes miedos que surgen al conocer nuevas mujeres.

Entonces, cuando adquieres educación, nuevas experiencias y cuando sales constantemente a mejorar tus habilidades con las mujeres estás fortaleciendo tu ego. Estás creciendo a nivel mental, te estás volviendo más eficiente. Esta etapa del crecimiento es la que conocemos todos. Ahora veamos la otra etapa la cual casi todos ignoran.

Dejar ir

Esta etapa consiste en desidentificarte de tu ego. De cierta forma es lo contrario a la otra etapa. En la anterior nos metíamos de lleno en el ego y lo fortalecíamos. En cambio en esta etapa nos desapegamos de nuestra mente.

La forma de lograr esta etapa del crecimiento es más difícil de explicar porque es más subjetiva, es un proceso que ocurre totalmente a nivel interno en la persona. La etapa anterior es fácil reconocerla porque existen acciones claras que te permiten saber si estás cumpliéndola. En cambio en esta etapa las acciones son “internas”.

La forma en que cumplimos esta etapa de dejar ir consiste sencillamente de un solo paso. El cual es recordarnos a nosotros mismos que no somos nuestra mente, es decir que no somos nuestro ego. El objetivo de esta etapa es despegarnos de él.

Lograr esto es muy simple, solamente necesitamos unos minutos (o inclusos segundos) de reflexión interna para recordarnos a nosotros mismos que no somos nuestra mente. Tenemos que recordar que es solo una herramienta que utilizamos a nuestro favor.

Existen muchas formas de lograr esto, cada quien tiene su propio proceso interno mediante el cual deja ir y se recuerda a si mismo que la mente es solo una herramienta.

Sin embargo te comparto dos acciones muy prácticas que te van a ayudar a dejar ir:

  • Agradecer: cuando alguien te aporta algo le dices gracias. Después de una salida de conocer mujeres agradeces todo lo que lograste y agradeces igualmente los rechazos y situaciones difíciles. Cuando tienes una novia agradeces todos los días por tenerla. Cuando obtienes un gran avance en tus habilidades con las mujeres lo agradeces muchísimo.
  • Compartir tus conocimientos, experiencias y habilidades: cuando un amigo te pide consejos sobre las mujeres se lo das. Cuando estás en una fiesta con amigos buscas abordar mujeres para traerlas al grupo y presentárselas a ellos. Cuando estás con un amigo y le está yendo mal en una interacción con una mujer buscas ayudarlo, dices o haces algo que incremente su valor social. Cuando un amigo con menos habilidad te pide ayuda para conquistar a una chicas tú lo ayudas.

Puse ejemplos relacionarnos con seducción, sin embargo puedes agradecer y compartir en cualquier área de tu vida.

Estas dos acciones: agradecer y compartir; te entrenan automáticamente a dejar ir porque para realizarlas tienes que estar desapegado de tu ego. Es imposible agradecer y compartir cuando estás apegado a tu ego.

Cuando estás un totalmente identificado con tu mente es como si estuvieras atrapado dentro de ella. Cuando estás atrapado dentro de tu mente es imposible agradecer porque solo consideras lo que no tienes y lo que te hace falta. Por otro lado, tampoco eres capaz de compartir porque desde ese estado solo buscas obtener cosas para ti mismo.

En cambio agradecer y compartir te lleva automáticamente a desidentificarte con tu mente y a salir del ego. Son acciones que para realizarlas se requiere estar en un estado en el cual no te identificas con tu mente sino que la experimentas solo como una herramienta.

El lado oscuro de la seducción: cuando se nos olvida dejar ir

Ahora que ya les explique las dos fases del crecimiento les puedo explicar mucho mejor a lo que me refiero con “caer en el lado oscuro de la seducción”.

Para crecer de forma sana es necesario pasar por estas dos etapas constantemente. Primero viene una etapa de fortalecimiento del ego y enseguida tiene que venir acompañada de otra en la que dejamos ir. Cuando empezamos a irnos hacia un extremo y nos enfocamos en solo una etapa del crecimiento entonces empezamos a tener problemas para progresar.

Si empezamos a fortalecer el ego sin dejar ir entonces tendremos problemas. Por otro lado, si empezamos a dejar ir todo el tiempo sin tomar acción para fortalecer nuestro ego entonces también vamos a tener problemas. Cada extremo va a ocasionar diferentes problemas cuando busquemos progresar.

Quiero aclarar que ninguna de las dos etapas es mala. Cada una es igual de importante y necesaria. Si han leído sobre crecimiento personal puede que les choque un poco cuando digo que es importante fortalecer el ego. Como dije antes es común que se interprete al ego como algo maligno ya que existe mucha información que se refiere a él como algo maligno que hay que destruir y eliminar.

El ego (mente) no es malo, es necesario para evolucionar. Tampoco es malo buscar fortalecer nuestro ego. Lo malo es cuando olvidamos la otra parte del crecimiento, la cual es dejar ir. Para crecer de manera sana y progresar hacia nuestras metas es necesario las dos etapas del crecimiento.

En cada etapa uno entra en un estado mental diferente que son necesarios para crecer. Cuando fortalecemos el ego nos enfocamos en nosotros mismos, nos enfocamos en adquirir recursos y volvernos más eficientes. Cuando dejamos ir nos enfocamos en los demás, nos enfocamos más en compartir los recursos que hemos acumulado y nos volvemos más poderosos.

Ahora bien, caer en el lado oscuro de la seducción significa olvidar la etapa de dejar ir y quedarnos estancados en la etapa de fortalecer el ego de forma permanente.

En el caso de la seducción cuando caemos en el lado oscuro entonces buscamos progresar desesperadamente para encontrar esa confianza y felicidad con la que soñamos obtener desde el principio. Al progresar un poco con las mujeres nos damos cuenta que no estamos obteniendo esa confianza y esa felicidad que buscamos, así que empezamos a buscar con más fuerza crecer más rápido.

Poco a poco vamos progresando, cada vez empezamos a obtener mejores resultados, nos volvemos más eficientes. Empezamos a lograr cosas que creíamos imposibles como besar mujeres desconocidas, generar muchísima atracción en ellas en pocos minutos y tener sexo con ellas el mismo día de conocerlas.

Pero a medida que progresamos y logramos más cosas nos damos cuenta que todavía no hemos conseguido esa confianza y felicidad que buscamos. Esto se vuelve un ciclo interminable de sufrimiento porque siempre creemos que la confianza y la felicidad la vamos a encontrar en el futuro cuando lleguemos hasta cierto nivel de habilidad y obtengamos ciertos resultados.

Nos volvemos obsesivos con obtener mejores resultados. Siempre buscamos mejores mujeres y hacer cosas más impresionantes a nivel social porque creemos que cuando avancemos lo suficiente entonces por fin vamos a obtener la confianza y felicidad que buscamos.

Yo he sido víctima de esta forma de actuar. Además, en estos años he visto a muchos amigos caer en lo mismo. Empiezan a obtener excelentes resultados con las mujeres y lograr cosas que muy pocos hombres logran con las chicas pero en vez de volverse más confiados y felices se vuelven más miedosos e infelices.

Es algo muy duro de experimentar, cuando uno cae en este patrón de sufrimiento es difícil superarlo. También es muy difícil ver como amigos cercanos destruyen su vida por caer en este ciclo.

La forma de salir de la oscuridad

La manera de superar este ciclo interminable de sufrimiento es dejar ir. El problema es que es difícil hacerlo cuando llevamos estancados mucho tiempo fortaleciendo nuestro ego. Estas dos etapas del crecimiento son como un carro sincrónico. Durante un tiempo es necesario mantenernos a cierta velocidad, pero llega un momento en el cual es necesario meter un cambio de velocidad para entrar en la siguiente etapa. Si se nos olvida meter el cambio entonces el carro empieza a sufrir.

El problema de quedarnos estancados mucho tiempo en la etapa de fortalecer el ego es que a medida que pasa el tiempo se hace más difícil meter el cambio y pasar a la etapa de dejar ir. Mientras más meses y años dejemos pasar estacando fortaleciendo el ego indefinidamente más difícil de vuelve dejar ir.

Esto ocurre porque a medida que pasa el tiempo nuestro sufrimiento empieza a crecer. Nuestra infelicidad y nuestra ansiedad empieza a aumentar cuando nos quedamos estancados fortaleciendo el ego indefinidamente. Entonces, mientras más infelices y miedosos nos volvemos más difícil se nos hace dejar ir.

Cuando somos infelices y tenemos miedo lo último queremos hacer es agradecer y compartir con los demás o cualquier otra acción que nos ayudé a dejar ir. Paradójicamente eso que menos queremos hacer cuando nos encontramos estancados en nuestra mente es lo que nos va a ayudar a centrarnos y a seguir creciendo de manera sana.

La solución a este ciclo interminable de dolor es dejar ir, bien sea agradeciendo, compartiendo o tomarnos un tiempo para reflexionar. Necesitamos tomar distancia de nuestra mente y recordar que no somos nuestros conocimientos, ni nuestras experiencias, ni nuestras habilidades ni nuestros resultados. Todas esas cosas son sencillamente herramientas pero no somos nosotros.

Tenemos que ver considerar nuestra mente como si fuera una espada. Cuando tenemos una espada podemos perfeccionarla, podemos reforjarla, podemos afilarla y podemos pulirla para hacerla mejor. Lo mismo podemos hacer con nuestra mente, podemos perfeccionarla. El problema es que a diferencia de la espada nuestra mente es algo muy cercano a nosotros y en el proceso de mejorarla se nos olvida que es solo una herramienta.

Al ser muy cercana a nosotros entonces es muy fácil identificarnos con ella a medida que la perfeccionamos. Mientras más la perfeccionemos mayor va a ser nuestra tendencia a identificarnos con ella. Sin embargo siempre podemos recordar que es solo una herramienta, es como una espada que utilizamos para obtener ciertas cosas.

Obtener las experiencias y resultados que buscas con las mujeres te va a ayudar a fortalecer el ego y a conseguir la cantidad de sexo que buscas. Sin embargo no te va a dar la confianza y felicidad que buscas. Esto es algo que solo vas a encontrar a medida que incrementes tu capacidad de dejar ir. 

Dejar ir es una habilidad interna que hay que practicar constantemente, sobretodo después de etapas muy intensas de fortalecimiento del ego. De lo contrario vas a empezar a caer en el lado oscuro.

Si eres alguien que ya tiene experiencia en este juego y has obtenido muchos resultados con las mujeres pero aun así te sientes infeliz e inseguro entonces necesitas aprender a dejar ir. Tienes que empezar a agradecer y a compartir más. Sé que es lo último que vas a querer hacer si llevas tiempo atrapado en ese ciclo de sufrimiento, pero es la única manera de salir.

Si eres alguien que apenas está empezando entonces siempre recuerda que tienes que cumplir la etapa de dejar ir para que puedas crecer y evolucionar de una manera sana. Sobretodo recuérdalo en intensas etapas de crecimiento, por ejemplo cuando salgas casi todos los días durante meses seguidos a mejorar tus habilidades con las mujeres. Ya que en esas etapas intensas de crecimiento es cuando es más fácil empezar a olvidarte que tu mente es solo una herramienta.

Es muy duro ver como un gran sueño inicial se empieza a convertir en una pesadilla a medida que uno avanza. He visto como ocurre en muchos amigos y yo mismo lo he experimentado muchas veces. Es algo que no quiero que te ocurra a ti ya que puede destruir tu vida. Quiero que tu sueño de progreso se mantenga igual y te siga motivando día a día de una forma sana. Para lograr eso es importante que siempre recuerdes la etapa de dejar ir.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 363 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *