0

Las palabras son la niebla a través de la cual tenemos que ver: cómo pasar las “pruebas” que nos ponen las mujeres

Una de las mayores lecciones que he aprendido en estos últimos años es que el mensaje verdadero de lo que te comunica una persona no está en las palabras

Una de las mayores lecciones que he aprendido en estos últimos años es que el mensaje verdadero de lo que te comunica una persona no está en las palabras que te dice sino en lo que hace, es decir en como se comporta. Puede parecer algo muy obvio de entender pero me he dado cuenta que a mi me costó mucho tiempo aprender esta lección a un nivel profundo y es una lección que le cuesta demasiado aprender a todos.

Es fácil entender este concepto a nivel mental pero es muy difícil entenderlo a un nivel emocional. Por ejemplo, en este momento al leer este artículo puedes decirte a ti mismo “nunca me dejo llevar por lo que me dicen las personas sino por su actitud, eso es algo que no me pasa a mí” y de repente a los pocos minutos te llega un mensaje de alguna mujer con la que has tenido una relación destructiva y que en el pasado te ha escrito para hablar contigo cuando se siente mal pero nunca porque verdaderamente siente interés por ti diciéndote “amor te quiero necesito hablar contigo”.

En ese momento se disparan tus instintos, tus necesidades y tus represiones emocionales del pasado y te dices a ti mismo “estoy seguro que esta vez es algo importante” y entonces dejas de prestarle atención al mensaje que te está comunicando con su comportamiento el cual es “te quiero utilizar para descargar la frustración que tengo en este momento porque me pasó algo malo y después de hacerlo no te voy a prestar atención porque no me importas mucho”. En verdad eso es lo que te está diciendo porque en el pasado ha actuado de esa forma; después de sentirse mejor al descargar su frustración hablando contigo entonces desaparece y cuando le escribes para salir o para hablarle sobre ti entonces no te responde.

Entonces al final aceptas hablar con ella y nuevamente quedas frustrado y molesto porque toda la conversación se centró en su problema y luego desapareció como siempre lo hace.

El verdadero mensaje se encuentra en el comportamiento y no en las palabras

Esto es un ejemplo de lo fácil que es dejarnos llevar por las palabras de las personas. Lo que he aprendido es que las palabras no importan mucho para detectar el verdadero mensaje que nos quiere decir una persona en un determinado momento, lo que en verdad cuenta es como se ha comportado en el pasado y como se está comportando en ese momento.

En ese sentido las palabras son como la niebla a través de la cual tenemos que ver, es decir son como una especie de cortina de humo que tapa y no deja ver con claridad el mensaje que el fondo la persona nos quiere comunicar.

Ahora bien, quiero aclarar que esto no significa que todo el mundo miente a la hora de comunicarse con los demás a propósito. Lo que sucede es que la mayoría de personas no están conscientes de sus miedos, sus necesidades, sus prioridades, y sus valores. Debido a esto tienen una muy mala comunicación consigo mismo, por ejemplo se la pasan engañando a sí mismos para no aceptar verdades que son dolorosas o para postergar hacer cosas que son importantes pero que son difíciles de realizar. Por ejemplo, en vez de afrontar la responsabilidad de cortar una relación que ya no sirve porque se ha vuelto muy destructiva se dicen a si mismos “ya no creo que debería hacerlo, las cosas han mejorado” cuando es realidad es mentira.

Entonces cuando una persona vive constantemente comunicándose consigo misma de una pésima forma eso la va a llevar a comunicarse muy mal con los demás. La mayoría de cosas que va a decir van a ser mentiras o van a estar muy alejadas de los mensajes que en verdad le quieren comunicar a los demás. Lo que va a pasar es que su comunicación con los demás va a ser un reflejo del tipo de comunicación que tiene consigo misma, entonces si la persona se la pasa engañándose a si mismas su comunicación con los demás va a ser muy falsa.

Pero esto no quiere decir que la persona se comunique falsamente con los demás a propósito, en el fondo la persona siente que está siendo sincera porque se está comunicando de una forma congruente a como lo hace consigo misma, esto quiere decir que no es consciente de que está actuando y comunicándose de manera falsa con los demás. Es importante que aclare eso para no crearnos una visión negativa de los demás y andar con una actitud paranoica.

Entonces para ser buenos a nivel social y con las mujeres hay que aprender a entender lo que en verdad nos quieren comunicar los demás. Esto es algo difícil porque sus verdaderos mensajes van a estar “escondidos” en la forma en que se comportan y porque muchas veces lo que nos comunican con sus palabras va a ir totalmente en contra del verdadero mensaje que nos quieren transmitir. Por ejemplo, supongamos que le gustas a una mujer y en vez de comunicártelo en palabras lo que te dice son cosas como “no eres mi tipo, no puedo salir contigo”.

En esos casos si nos dejamos llevar por sus palabras vamos a mal interpretar su verdadero mensaje. Es por eso que las “pruebas” que las mujeres nos ponen cuando interactuamos con ellas son una forma muy efectiva de medir nuestra fortaleza emocional y el nivel de inteligencia social que tenemos. Precisamente la idea de una “prueba” es comunicarnos verbalmente algo que es mentira para ver si tenemos la percepción suficiente para captar el verdadero mensaje que nos quieren comunicar con su actitud.

Una de las pruebas más comunes de las mujeres es cuando en los primeros minutos de la interacción te dicen que tienen novio pero no se van y se quedan hablando contigo. Muchas veces lo que en verdad te quieren comunicar en ese momento es “me gustas y estoy interesada en ti pero estás siendo muy agresivo, estás avanzando demasiado rápido, ve un poco más lento”.

Si no eres capaz de captar el verdadero mensaje que te comunican los demás entonces estás siendo egoísta

Si eres capaz de detectar esos verdaderos mensajes que los demás te comunican a través de su actitud entonces vas a convertirte en alguien bastante efectivo y poderoso a nivel social porque vas a ser capaz de comunicarte verdaderamente con los demás. El problema es que cuando los demás se comunican verbalmente de forma falsa con nosotros y les hacemos caso a sus palabras entonces sienten que no los entendemos y que somos egoístas. 

Esto es de las cosas más importantes a entender sobre el comportamiento social de los humanos. Supongamos que tu novia te dice “vamos a salir al cine, tengo ganas de salir” pero el verdadero mensaje que te está transmitiendo con su actitud es “necesito hablar contigo sobre el último problema que tuvimos”. Supongamos que tú aceptas su invitación de al ir al cine pensando que eso la va a poner feliz ya que estás cumpliendo su petición. Pero luego te das cuenta que cuando llegan a la casa o al día siguiente se empieza a comportar bastante negativa, se comporta de manera distante a nivel emocional o se malhumora.

Al ver esto quedas confundo y te molestas porque sientes que está siendo mal agradecida porque cumpliste con mucho entusiasmo con su petición de ir al cine. Luego empiezan a discutir y las cosas empeoran.

Este tipo de cosas nos producen mucha frustración porque sentimos que los demás están siendo demasiado egoístas. Lo que pasa es que cuando suceden este tipo de cosas creemos que estamos entendiendo a los demás y creemos que estamos dándole lo que nos piden cuando en el fondo estamos siendo egoístas por haber dejado que la niebla de sus palabras nos ocultara la verdad y por no haber entendido el verdadero mensaje que nos querían comunicar.

Ahora supongamos que en vez de haber prestado atención a sus palabras y de haber aceptado su petición de ir al cine hubieras captado las señales sutiles en su comportamiento que te decían que necesita hablar contigo del último problema que tuvieron. En ese caso le hubieras dicho “esta bien pero antes quiero hablar del último problema que tuvimos”. Gracias a eso ella se hubiera sentido muy feliz debido a que se siente totalmente entendida y tomada en cuenta.

Entonces cuando te dejas llevar por las palabras de los demás y no captas sus verdaderos mensajes se van a sentir incomprendidos incluso si cumpliste e hiciste lo que ellos a nivel verbal te pidieron. Por eso es que es tan importante aprender a ver a través de la niebla de las palabras.

Tener coraje es lo único que te va a permitir ver la verdad

Ahora bien ¿cómo hacemos para aprender a captar los mensajes que nos comunican los demás a través de su comportamiento?

La forma de lograr esto es constantemente enfrentar nuestros miedos y enfocarnos en crecer internamente. El miedo nubla nuestro juicio, nos hace menos perceptivos y entorpece nuestra capacidad de entender a nivel lógico y emocional las circunstancias que vivimos. Cuando vivimos llenos de miedo entonces nos volvemos egoístas, nos volvemos personas egocéntricas; dedicamos la gran parte de nuestra atención a nuestros problemas, a nuestras inseguridades, a nuestras necesidades y olvidamos tomar en cuenta a los demás ya que les dedicamos muy poca atención.

Cuando dedicamos tan poca atención a los demás es muy difícil captar a través de su comportamiento los verdaderos mensajes que nos quieren comunicar. Por eso es que es importante vivir constantemente con coraje enfrentando nuestros miedos ya que de esa forma vamos a ser capaces de dedicar más atención a los demás y vamos a poder ver a través de la niebla de sus palabras.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 413 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *