0

El secreto del éxito social: tienes que aportar más de lo que tomas

Hoy les quiero hablar sobre un tema que es muy importante para el éxito social, les voy a dejar una idea que les va a servir para no perder su motivación

Hoy les quiero hablar sobre un tema que es muy importante, les voy a dejar una idea que les va a servir para no perder su motivación y de esa forma puedan mantenerse avanzando y progresando hasta obtener los resultados que buscan.

Una de las cosas que más nos limita a nivel social y en la vida en general es vivir bajo una mentalidad de escasez, esto quiere decir vivir buscando tomar más de lo que nosotros les aportamos a los demás. Esta mentalidad es lo que nos mantiene estancados en la vida y no nos permite obtener los resultados que buscamos.

Volverte consciente de tu escasez interna es difícil

Para conseguir lo que buscamos necesitamos progresivamente abandonar nuestra mentalidad de escasez y crear una mentalidad más abundante, de lo contrario no vamos a tener el poder suficiente de lograr nada de lo que nos proponemos: no vamos a ser capaces atraer al tipo de mujeres que queremos a nuestra vida, no vamos a ser capaces de ser carismáticos a nivel social ni vamos a ser capaces de obtener nuestras otras metas.

El problema es que pasar de un paradigma de escasez a un paradigma de abundancia es una de las tareas más difíciles que existe en la vida. La mayoría de personas pasan toda su vida sin poder lograrlo, de hecho muchos están dispuestos a morir defendiendo su mentalidad de escasez en vez de buscar progresar.

Los grandes problemas actuales de la sociedad como las guerras, la pobreza extrema y las relaciones sociales tan destructivas son ocasionados por la falta de abundancia de las personas.

Es una tarea bastante difícil cortar nuestros patrones de pensamientos de profunda escasez y además es aun más difícil hacerlo en una sociedad en la que constantemente nos están bombardeando con mensajes de escasez a través de la publicidad y medios de comunicación.

Sin la voluntad extrema de dedicar nuestro máximo esfuerzo por crecer y contribuir todos los días es prácticamente imposible pasar de una mentalidad de escasez a una de abundancia.

Lo que busco al resaltar tanto este punto de lo difícil que es pasar de una mentalidad de escasez a una mentalidad de abundancia no es que sientan miedo o se sientan desesperanzados. Mi intención es destruir el trance en la que la mayoría de personas se encuentran, la mayoría de personas se engañan a sí mismas con mentiras y falsedad que constantemente les nublan el juicio para mantenerse en un estado de escasez.

Constantemente nos engañamos a nosotros mismos a la hora de ir tras nuestras metas diciéndonos cosas como “la semana que viene empiezo”, “el mes que viene empiezo”, “todavía me falta aprender un poco más del tema antes de pasar a la práctica”, “necesito un compañero con el pueda hacer esa actividad juntos”, “todavía no es el momento, tengo que esperar un poco más”, “no tengo suficiente dinero”, “el año que viene lo hago”.

Esas mentiras y esa falsedad que nos decimos a nosotros mismos nos hace creer que vamos a ser capaces de lograr las cosas que queremos manteniendo la misma actitud y manteniendo la misma perspectiva que tenemos de las cosas. Cuando en realidad en el fondo de nosotros sabemos que nos estamos cayendo a mentiras y no vamos a lograr nada de lo que queremos si seguimos así.

Por eso es que la vida se les va a las personas, viven engañándose día a día. Piensan que va a obtener lo que quieren pero en el fondo se mantienen muy distantes de sus metas, en el fondo ven sus metas como algo muy lejano y demasiado difícil de alcanzar, por eso nunca son capaces de lograr lo que buscan.

Si en este momento no estás tomando acción para conseguir las experiencias que quieres vivir con las mujeres ni estás tomando acción para construir el estilo de vida social que quieres vivir entonces tienes que darte cuenta que te estás engañando. Tienes que aceptar que te estás mintiendo y tienes que tomar responsabilidad de tu vida, solo de esa forma vas a ser capaz de romper ese trance y empezar a tomar acciones todos los días o todas las semanas que te lleven a donde quieres.

Cuando vives en escasez no logras nada porque tienes miedo de que los demás te roben

El mayor obstáculo que las personas que viven en una fuerte mentalidad de escasez enfrentan es que constantemente sienten que los demás quieren robarlos, sienten que los demás quieren aprovecharse de su dinero, de su energía y de su tiempo.

Esto los lleva a asumir una posición defensiva muy fuerte en la cual viven bloqueados y sin la capacidad de aportar nada. Irónicamente esa posición defensiva los lleva a constantemente estar robándole a los demás su tiempo, su energía y sus recursos.

Se vuelven unos ladrones a nivel emocional e intelectual, siempre quieren que los tomen en cuenta, quieren que los demás los ayuden a solucionar sus problemas, se la pasan leyendo y criticando las ideas de los demás pero nunca son capaces de aportar o crear algo.

Esta actitud de andar constantemente “robando” a los demás es lo que los mantiene sin poder y sin la capacidad de atraer mujeres a su vida. Cuando uno sale a conocer mujeres uno tiene que aceptar que muchas te van a rechazar a pesar de haberles aportado bastante valor. 

Hay que aceptar que van a haber muchos casos en los que vas a hacerle pasar un excelente rato a una mujer que acabas de conocer, contigo se va divertir toda la noche (o todo el día) pero al final ella ni siquiera te va a dar su número.

Hay que aceptar que a pesar de haberle hecho vivir la mejor cita de su vida a una mujer, al día siguiente te va a dejar de responder y más nunca te va a escribir. También hay que aceptar que vas a tener novias que te van a dejar a pesar de haberles aportado mucho más de lo que ellas te dieron a ti durante la relación.

Las personas que viven en mucha escasez interna no son capaces de aceptar este tipo de cosas, por eso es que se mantienen paralizados por el miedo.

En cambio las personas que viven en abundancia saben que son cosas que pasan de vez en cuando, entienden que son “riesgos” que forman parte de la vida. La gran diferencia entre estas personas y las que viven en escasez es que entienden que el verdadero beneficio no lo obtienes del valor que te aportó la otra persona. Entienden que el verdadero beneficio está en haber actuado y en haber vivido la experiencia. Saben que esto es lo que es verdaderamente valioso porque cada experiencia te deja una lección de la cual puedes aprender y crecer.

Cuando vives tomando acción y viviendo experiencias nuevas entonces desarrollas habilidades y aprendes lecciones que te sirven para crecer. Esto significa que a pesar de que otra mujer te haya “robado” siempre estás obteniendo un valor increíble porque estás mejorando tus habilidades y estás aprendiendo lecciones que te hacen crecer.

Las personas abundantes entienden esto y por eso no tienen miedo de tomar acción ni miedo a que los demás los “roben”. En cambio las personas que viven en escasez siempre andan a la defensiva y casi nunca toman acción, debido a esto no desarrollan habilidades ni progresan mucho internamente.

¿Cómo pasar de la escasez a la abundancia?

Pasar de la escasez a la abundancia es la mayor aspiración de todas las personas. Ser capaces de lograrlo es difícil e involucra muchísimas cosas. Sin embargo les quiero dejar lo que yo llamo “la escala de abundancia” para que ganen mayor perspectiva y también recomendarles ciertas acciones que los van a ayudar a progresar.

Escala de la abundancia: la escala está compuesta por tres niveles:

  1. Escasez: este es el nivel del cual he hablado durante el artículo. En este nivel la persona busca tomar más de lo que le aporta a los demás. En este nivel la persona busca tomar 10 veces más de lo que aporta, es decir, vive desde una proporción de 10 a 1. Cada vez que realiza un aporte le cuesta demasiado. Realizar una contribución le cuesta tanto que luego necesita tomar de los demás 10 veces más de lo que aportó para sentir que “no lo están robando”.
  2. Justicia: en este nivel la persona ha progresado bastante y ha superado su mentalidad de escasez. En este nivel la persona retribuye todo lo que toma de los demás. Vive desde una proporción de 1 a 1. Cualquier cosa que los demás le aporten siempre se lo retribuye. Siempre busca que todo trato sea justo, es decir que cada quien reciba lo que se merece, ni más ni menos. En caso de que alguien rompa este equilibro entonces se molestan mucho y se sienten robados, es decir si una persona les devuelve la mitad de lo que ellos le aportaron entonces sienten que no están siendo justos.
  3. Abundancia: en este nivel la persona ha alcanzado un alto nivel de abundancia. En este punto la persona aporta mucho más de lo que toma de los demás. Vive desde una proporción de 1 a 10, aporta diez veces más de lo que toma de los demás. La persona en este nivel ya no le interesan motivos egoístas, ha perdido motivación por satisfacer a su ego. Solamente toma lo necesario de los demás para satisfacer sus necesidades fundamentes, de resto dedica toda su energía a contribuir con los demás.

Esta escala es una excelente herramienta para ganar consciencia del punto en que te encuentras actualmente. Por ejemplo, en este punto de tu vida puede que te encuentres en transición entre el nivel de escasez y justicia; o puede que te encuentres justamente progresando del nivel de justicia hacia los niveles de abundancia.

Sirve para evaluar tu vida en general pero también sirve para evaluar tu nivel de abundancia social. En este momento puede que tu vida en general se encuentre en un nivel intermedio de abundancia pero específicamente el área social de tu vida se encuentra en un nivel muy bajo de escasez.

Por último les quiero dejar dos acciones que los van a ayudar a incrementar su mentalidad de abundancia:

  1. En cada interacción que tengas con una mujer trata de dar más de lo que estás acostumbrado. Trata de aportarle a cada chica que intentes atraer mucho más de lo que estás acostumbrado a darles. La idea es que a propósito busques tratar de sentirte que “estás siendo robado” o que “es algo injusto”. Por ejemplo: trata de hacerla reir lo más que puedas, trata de decirle los mejores cumplidos, trata de hacerla sentir lo más alegre posible, ten una cita con ella en un restaurante carísimo, hazla sentir demasiado valiosa dentro de la cita. La idea es que salgas de tu zona de comodidad con respecto a lo que eres capaz de aportar, por eso tienes que sentir que “estás siendo robado” o que es un trato injusto, solo cuando sientas eso es que en verdad saliste de tu zona de confort. Al hacer esto probablemente sientas mucha resistencia, por eso tienes que entender que lo estás haciendo como un experimento para ayudarte a ti mismo, para enfrentar tus miedos y volverte alguien más poderoso. Olvídate de si ella te aportó de vuelta lo suficiente o no, lo importante es que te comprometas a dar más, juzga tu éxito en base a eso y no en base al resultado que obtuviste de ella.
  2. Cada día enfócate en realizar una pequeña contrición. A veces sentimos que para contribuir tenemos que realizar una tarea gigantesca como resolver la pobreza mundial o encontrar la cura del SIDA. La verdad es que la contribución más valiosa son esos pequeños aportes que cada día realizamos en nuestro entorno. Compromete a realizar una nueva acción de contribución hacia tus amigos, tus familiares o en tu trabajo. Pregúntale a alguna persona cercana a ti de que forma la podrías ayudar más y empieza a hacerlo. Por ejemplo, si tienes carro entonces una nueva contribución que te puedes comprometer a realizar es llevar a un familiar o a un amigo que no tenga carro al trabajo tres veces a la semana.

Cuando entendemos que el secreto para conseguir lo que buscamos es aportarle más a los demás de lo que tomamos de ellos es cuando verdaderamente empezamos a obtener éxito a nivel social y en la vida. En el fondo cualquier contribución que realizamos a los demás es una contribución que estamos realizando para nosotros mismos.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 285 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *