0

Cuando vayas por una mujer o por una meta comprométete a ir con todo

Para convertirte en un hombre capaz de conseguir las cosas que quieres necesitas desarrollar muchas cualidades de tu carácter. Entre esas cualidades hay una que es muy importante, la cual es ir con todo cuando identificas algo que quieres. Con esto me refiero a asumir una actitud de “todo o nada”, como si estuvieras jugando poker y decidieras ir “all in” y apostar todo tu dinero por una mano favorable.

Desarrollar esta cualidad es algo que le cuesta bastante a muchos. La mayoría hemos aprendido a jugar a lo seguro y esto va en contra de la actitud de “ir con todo”. Desde niños nos crían y nos adoctrinan para ser hombres que evitan el riesgo y que juegan a lo seguro. Nos dicen que tenemos que ir a la universidad para luego encontrar un trabajo estable; nos enseñan que tener una relación de pareja estable, comprometida y segura es la mejor opción; nos limitan a soñar en grande porque para ganar dinero y sobrevivir “hay que tener los pies en la tierra”, hay que ser realistas, los grandes sueños son imposibles de alcanzar, es mejor conformarse con una vida mediocre.

Cuando todo tu entorno se comporta así y además te adoctrina a ser así es muy difícil poder desarrollar esta capacidad de ir con todo por lo que quieres. Cuando tienes a tus padres, amigos y profesores constantemente fomentando en ti una mentalidad de ser un jugador que va por lo seguro, entonces es muy difícil ganar con las mujeres y en la vida, ya que para ganar necesitas tomar riesgos, necesitas ir “all in” en muchas situaciones y arriesgarte a perderlo todo.

Cuando vives jugando de forma segura entonces tu vida pierde pasión, tu corazón queda reprimido, apagas tu fuego interno. Pierdes esa capacidad de actuar como un tigre que no duda dos veces en atacar cuando lo necesita. Perder esto significa perder una gran parte de nuestra masculinidad. Si no nos sentimos capaces de actuar a pesar del miedo para conseguir lo que queremos entonces sentimos que nos estamos defraudando a nosotros mismos.

A pesar de que muchos nos encontramos en esa situación en la que hemos perdido esta capacidad de ir con todo por lo queremos debido a como nos criaron, hay una forma de superar esta limitación. Como hombres tenemos la capacidad de sacar nuestra fuerza y voluntad dentro de nosotros sin depender de nada externo. Sin importar lo difícil que puedan ser las circunstancias a tu alrededor siempre tienes una fuerza interna que es capaz de superar todas esas condiciones y salir adelante.

A pesar de lo limitado que puedas estar siempre puedes convertirte en un hombre que va con todo por lo que quiere. Pero para lograr esto se necesita paciencia, no es un cambio que sucede de la noche a la mañana. Necesitas entrenar, tienes que entrenarte a ti mismo poco a poco, necesitas desarrollar perspectiva y unos nuevos hábitos que te permitan convertirte en un jugador que va con todo.

¿Por qué es importante desarrollar esta cualidad? Porque es la única forma de que consigas los resultados que buscas con las mujeres y porque no vas a poder alcanzar tus metas más grandes si no eres capaz de arriesgarte a ir por ellas con una actitud totalmente comprometida.

Lo que nos pasa a casi todos es que cuando identificamos una mujer que nos gusta entonces empezamos a dudar y buscamos la forma más segura posible de conquistarla. Nuestra intención se divide, por un lado queremos conquistar a esa mujer pero por otro lado no queremos ser rechazados. Esto genera un conflicto interno que no te deja avanzar, es como estar pisando el acelerador y el freno al mismo tiempo.

Lo mismo sucede con nuestras metas, no podemos ir con todo por ellas porque nuestra intención esta dividida, por una lado queremos cumplir nuestros sueños pero al mismo tiempo queremos complacer las expectativas que nuestros padres, amigos y la sociedad tienen de nosotros.

Para aprender a ir con todo necesitas enfocarte solo en tu intención verdadera. Por ejemplo si te gusta una mujer tienes que actuar solamente enfocado en que quieres conocerla, besarla y cogértela (o cualquiera que sea tu intención con ella). Tienes que olvidarte de que te puede rechazar, o de que se pueda molestarse porque hagas las cosas mal. Tienes que estar totalmente enfocado en lo que quieres.

De lo contrario va a ser muy difícil que puedas conseguir lo que quieres con ella. Va a ser aun más difícil en las situaciones en donde tengas muchas cosas en tu contra. Por ejemplo, ves a una mujer que te gusta que está en medio de una conversación con un grupo grande amigos, en el grupo hay más hombres que mujeres. Otro ejemplo puede ser que estés metido en clases de alguna actividad que practiques (clases de música, de baile, algún deporte, etc) y te guste la profesora de tu clase.

En esas situaciones es necesario actuar con una actitud de ir “con todo”, sino tu mente te va a bombardear de excusas por tratarse de situaciones más arriesgadas, excusas como “lo más probable es que uno de esos hombres sea su novio”, “si me quedo sin cosas que decir todo su grupo de amigos se me va a quedar viendo”, “si intento conquistar a mi profesora y las cosas salen mal entonces va a ser incomodo ir a clases”, “si intento conquistar a mi profesora se va a molestar”.

Cuando las condiciones externas son más difíciles es cuando tienes que ir con más fuerza, ya que son situaciones que te van a exigir arriesgarte más. Para desarrollar esta cualidad necesitas empezar a entrenarte a ti mismo a cambiar tu forma de tomar las decisiones, necesitar a aprender a actuar asumiendo más riesgos.

La forma de entrenarte a hacer esto es empezando a asumir riesgos progresivamente más difíciles. Primero tienes que empezar a arriesgarte con cosas pequeñas, en el fondo todos sabemos cuales son las cosas que tenemos que hacer pero que nos dan miedo. Identifica las pequeñas cosas que llevas tiempo queriendo hacer pero que te dan miedo. Por ejemplo, ve a invitar a salir a esa mujer que te gusta en tu trabajo o universidad. Métete en esa actividad que te quieres meter pero que te da pena por tener que pasar por esa etapa de novato en la que te tienes que equivocar bastante.

Empieza a salir a la calle o a discotecas a abordar mujeres para mejorar tus habilidades con ellas. Empieza a publicar tus ideas y a compartir más de ti en tus redes sociales. Estos son algunos ejemplos, en el fondo tú sabes cuales son esas cosas en las cuales te tienes que arriesgar un poco para conseguir lo que quieres.

A medida que empieces a hacer esto vas a notar como tu confianza aumenta, vas a ser capaz de tomar acciones más arriesgadas; pero esto es algo que tienes que asumir como un estilo de vida, no puedes arriesgarte unas cuantas veces y luego dejar de hacerlo. Tienes que asumir un estilo de vida en el que constantemente estás asumiendo esos pequeños riesgos para conseguir lo que quieres.

Cuando ya te acostumbres a asumir riesgos pequeños entonces vas a tener la fortaleza suficiente para empezar a tomar mayores riesgos. Vas a tener la capacidad de intentar tener sexo en la primera cita con una mujer, también de besarla a los pocos minutos de conocerla. Lo mismo sucede con tus metas, vas a asumir riesgos más grandes como dejar tu trabajo para dedicarte a una carrera que te gusta más, o empezar un negocio propio, o terminar una larga relación que ya no te convenía.

A medida que te vuelves más fuerte empiezas a arriesgarte más y empiezas a ir “con todo” con las mujeres y con tu vida. Tomar decisiones que antes te mataban de miedo te van a parecer una estupidez al ir aumentando tu confianza.

Es un entrenamiento progresivo que lleva tiempo. Requiere esfuerzo y paciencia cambiar la mentalidad de jugar siempre a lo seguro que te han enseñado. Si te mantienes constantemente yendo con todo así sea con pequeñas decisiones entonces poco a poco vas a ir aumentando tu confianza hasta niveles gigantescos.

Recuerda dejarme tu opinión aquí abajo en los comentarios.

Comparte este artículo

 

¿Quieres más información como esta?

Únete a nuestra comunidad para recibir gratis artículos y videos como este, además de cursos y contenido valioso que te ayudará a convertirte en un hombre más atractivo para las mujeres.
(Visited 48 times, 1 visits today)

Francisco Martínez

Francisco es fundador e instructor de Atracción Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *